Procedimiento

El procedimiento de mediación sigue los siguientes pasos:

Solicitud de mediación

Las personas interesadas en someter su conflicto a mediación pueden ponerse en contacto con este servicio utilizando las vías propuestas en el apartado

CONTACTO

Si la petición proviene de una sola de las partes, el mediador podría ponerse en contacto con la otra parte para proponerle participar en el proceso.

En este primer contacto, se invitará a las partes a recibir información detallada sobre qué es la mediación.

La información se ofrecerá presencialmente, por teléfono o de manera on line.

Sesión informativa

En esta sesión, de carácter gratuito, los mediadores ofrecen información detallada sobre las características de la mediación, su coste, la organización del procedimiento y las consecuencias jurídicas del acuerdo que se pudiera alcanzar.

Sesión constitutiva

Una vez perfectamente informados, si las partes deciden iniciar la mediación, tiene lugar la sesión constitutiva, que marca el inicio del proceso.

En esta sesión, las partes expresan su deseo de iniciar el proceso de mediación firmando un acta, que también firman el mediador o mediadores.

Sesiones de mediación

El procedimiento está concebido para ser lo más breve posible y concentrar sus actuaciones en el mínimo número de sesiones. Por lo general, como ya se ha indicado, y dependiendo del caso, el procedimiento puede ocupar entre dos y seis sesiones de unos 90 minutos cada una.

Sesión final

El procedimiento de mediación puede finalizar con acuerdo o sin él, circunstancia que expresará el acta final, la cual, si es el caso, reflejará los acuerdos alcanzados. El acta deberá ir firmada por las partes y el mediador o mediadores.

Si se llega a un acuerdo, éste es vinculante; es decir, el acuerdo alcanzado libremente por las partes tiene el mismo valor que la sentencia de un juez. De manera que, si las partes quieren, pueden elevar su acuerdo a escritura pública con el fin de constituirlo en título ejecutivo.

El coste de elevar un acuerdo a escritura pública ante un notario depende del número de páginas que compongan el mismo. De manera que, como los acuerdos no suelen superar las tres paginas, dicho coste podría no superar los 100 €.

En el caso de conflictos matrimoniales cuya resolución comporte separación o divorcio, el acuerdo no puede elevarse a escritura pública, pero sí constituir la base sobre la que el/los abogado/s de las partes puedan redactar el convenio regulador de la separación o divorcio.

Comparte y disfruta